Ads Header

domingo, 22 de mayo de 2016

El Azar Inmóvil (Número anterior)

Les dejamos el número anterior en formato virtual para vuestra lectura. El eje temático era la violencia política.
Read more

sábado, 7 de mayo de 2016

Convocatoria de artículos para la revista El Azar Inmóvil

Imagen: http://goo.gl/VPC5NQ
La revista de humanidades El Azar Inmóvil, sale a la palestra, después de unas largas vacaciones. Se abren las compuertas y salta al campo de batalla. ¿Qué nos motiva a resucitar del lugar sacro o del cómodo refugio al que nos confinamos voluntariamente? Queremos involucrarnos en el quehacer académico recogiendo las discursos (sub)alternos y sus contra(dicciones).

El siglo XXI -no el de las luces, por cierto- tiene sus propias (contra)dicciones  y desencuentros. Están todavía vigentes los discursos homofóbicos y excluyentes que intentan negar la existencia de otros discursos y otras libertades e identidades del ser.

Como sabemos, en las últimas décadas del siglo XX, dentro del campo literario se tomó como préstamo del dominio sociológico, los Estudios culturales y con ellos una gama de multidisciplinas que han ampliado la reflexión y el análisis de los diversos discursos literarios y artísticos.

A través de la revista El Azar Inmóvil se busca realizar un balance provisorio de una amplia producción crítica concerniente a la literatura enmarcada, específicamente, en la cuestión del género, con el fin de desentrañar algunas problemáticas, tales como: ¿qué vinculo existe entre cuerpo, subjetividad y producción literaria?¿Se debe delimitar fronteras entre crítica feminista y crítica de género?¿de qué manera se justifica esta dualidad disciplinaria?

La emergencia y circulación de estos ejes temáticos, su contexto ideológico, histórico y literario constituyen los aspectos necesarios para examinar su función en la historia literaria. En la posmodernidad  es necesario evaluar la presencia de manifiestos literarios y extraliterarios que han inaugurado en el siglo XX la crítica y la reflexión sobre la creación artística y la subjetividad inscrita en el género, así se pone sobre relieve el influjo de la crítica deconstruccionista, posestructuralista, en la teoría textual y literaria. Pero, actualmente, ¿de qué manera se articula las praxis textual y crítica con respecto a la literatura en los estudios de género?

Hoy en día, la concepción de género literario ha sido modificada, la narrativa cultural trasciende el domino literario, proponiendo un conjunto de representaciones evocados en relatos de identidades, cuerpos y objetos de deseo. Categorías como la hibridez y el mestizaje, en términos culturales, instauran una mirada multidisciplinaria sobre un corpus literario permeable que puede ser releído sobre una base de estudios de género.

Por todo ello, la revista El Azar Inmóvil abre la  convocatoria para la recepción de artículos académicos con vista a la publicación física en el presente semestre 2016-I.
Comité editorial

1. OBJETIVOS

Promover la investigación, el diálogo y el debate sobre los estudios de género, feminismo y otros discursos.
Diseñar un medio de consulta para estudiantes e investigadores interesados en los temas propuestos.
Incentivar la investigación académica y la producción literaria sobre estos los mencionados temas.

2. EJES TEMÁTICOS

- Estudios de género
- Literatura y género
- Feminismos
- Posfeminismos
- Feminismos latinoamericanos
- Género y descolonialidad
- Género y Estudios Culturales
- Subjetividades femeninas
- Genealogías feministas 
- Otros temas afines

3. CATEGORÍAS

-Entrevista
-Artículos científicos
-Reseñas
-Creación (Poesía o relato)

4. BASES

1. Todos los trabajos deben ceñirse al formato de referencia bibliográfica APA. (Letra Times New Roman, 12, espacio entre líneas 1,5)

2. Todos los trabajos deben ser inéditos en su totalidad, o parcialmente.

3. Los artículos científicos: no debe exceder las diez carillas, incluyendo bibliografía, palabras clave, resumen y abstract.

4. Los trabajos de creación no deben exceder las 6 carillas.

5. Las reseñas no deben exceder las tres carillas.

6. Debe adjuntarse en hoja aparte los datos de autor: Nombres y apellidos, filiación institucional, correo electrónico, teléfono y una breve reseña biográfica de siete líneas.


ENVÍO DE COLABORACIONES:

Todas las colaboraciones deberán ser enviadas a elazarinmovilpublicaciones@gmail.com 

FECHA LÍMITE DE ENVÍO: 

Hasta el 31 de junio de 2016

CONTACTOS:

Luis Alberto Medina Huamaní-Editor General (Móvil: 993690066)
Juana Prado Chávez-Editora
Read more

viernes, 17 de enero de 2014

TALLER DE ORTOGRAFÍA Y REDACCIÓN DE TEXTOS FORMALES para profesionales y universitarios

No le temas a la página en blanco y escribe con creatividad y corrección 

¿Alguna vez te has quedado ante una página en blanco sin saber cómo iniciar tu trabajo de investigación? ¿Sabes cuáles son las características de un texto formal y cuáles son los “tips” para redactarlo correctamente? ¿Quieres aprender a redactar con ingenio, originalidad y creatividad? Y… por último, ¿quieres utilizar apropiadamente las reglas ortográficas y deseas saber cuáles son las nuevas disposiciones de La  ortografía de la lengua española de la Real Academia? Esta es tu oportunidad. Estate atento.
Desde el 10 hasta el 24 de febrero, el Lic. Luis Alberto Media –docente, poeta y miembro del Grupo Parasomnia- estará dictando un taller de redacción de textos formales.

DATOS GENERALES SOBRE EL CURSO:
NOMBRE DEL CURSO: Taller de Ortografía y Redacción de Textos Formales para Profesionales y Universitarios
¿QUIÉNES PUEDEN INSCRIBIRSE?: Los profesionales y estudiantes de pregrado o institutos de diferentes especialidades que estén interesados en aprender a redactar un texto formal.
¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS Y LOS BENEFICIOS?: Este taller te permitirá revisar las reglas ortográficas vigentes según las disposiciones de la nueva Ortografía de la lengua española (RAE, 2010), podrás desarrollar mejor tus habilidades expresivas, potenciarás tu capacidad de redacción de textos de una manera creativa para que expreses tus ideas y conocimientos escribiendo ensayos, artículos de investigación, informes… que pueden ser publicados en blogs y revistas físicas o virtuales; aprenderás a organizarlos eficazmente y adquirirás las estrategias que te permitirán construir y  producir  textos formales de un modo claro y preciso, según tus intenciones y necesidades comunicativas.
SUMILLA DEL TALLER
El Taller de Redacción de Textos Formales para Profesionales y Universitarios es de carácter teórico y práctico. Se llevará a cabo en dos módulos. En el primero, se revisará las principales normas ortográficas vigentes según las disposiciones de la Ortografía de la lengua española (RAE, 2010); de este modo, el participante inscrito en el taller, estará listo para aplicar adecuadamente las tildes, las mayúsculas, los signos de puntuación y otros aspectos propios de la normatividad lingüística. En el segundo módulo, se revisará las principales estrategias para la redacción de textos formales con la finalidad de dotar al participante con las herramientas necesarias para que elabore textos y exponga en ellos sus ideas de manera choherente, creativa y sin errores ortográficos. 
OBJETIVOS DEL TALLER
El objetivo del taller es dotar de un conocimiento y manejo suficiente de la normatividad lingüística y de orientar, incentivar y repotenciar la capacidad de Producción de textos. Al finalizar el taller, los participantes estarán en la capacidad de redactar textos formales utilizando las estrategias más adecuadas y aplicando correcta y oportunamente las normas ortográficas vigentes.    
METODOLOGÍA
Este taller se llevará a cabo en  dos módulos, como ya se señaló en la sumilla. Los  participantes recibirán un material teórico-práctico y hojas para las prácticas individuales y grupales. La metodología es teórico-práctica. Se fomenta la participación, el debate e intercambio de opiniones. Se utiliza como texto de referencia la nueva Ortografía de la lengua española (2010) y el Diccionario panhispánico de dudas (2005); ambos de la Real Academia de la Lengua.
CONTENIDO

MÓDULO I

  1.       La sílaba y los grupo vocálicos homosilábicos y heterosilábicos. Los diptongos, triptongos e hiatos.
  2.       La acentuación escrita. Reglas generales y especiales de atildamiento y otras peculiaridades.
  3.       La importancia de los signos de puntuación. Uso de algunos signos de puntuación: el punto, la coma, el punto y coma, los dos puntos, las comillas, etc.
  4.       Las letras mayúsculas y minúsculas. Reglas para el uso de las letras mayúsculas y su aplicación en la redacción.
  5.       No se escribe como se habla y tampoco se habla como se escribe. Uso de palabras de escritura dudosa. La homonimia y las palabras juntas o separadas.

MÓDULO II
  1.     . La escritura y la redacción. Preescritura, escritura y posescritura.
  2.      .  El texto y sus tipos.  
  3.       El párrafo y sus tipos. Párrafo de introducción, párrafo de desarrollo y párrafo de cierre.
  4.      .  Redacción de textos formales. Ejercicios de redacción.
  5.      .  Evaluación final y certificación.  

INSCRIPCIÓN / INICIO / HORARIOS / COSTO

FORMAS DE PAGO/MODALIDADES: ELIGE UNA DE ESTAS OPCIONES: 


1. Contáctate al 971 667 718 o al correo ciudadinvisible7@hotmail.com, pregunta si hay vacantes y luego deposita el monto correspondiente (S/170.00 ) a la cuenta BCP 194 234 991 460 09 y luego confirma tu inscripción al mismo número o correo.


2. TAMBIÉN te puedes inscribir en el mismo local AV. MORRO SOLAR 1380, A UNOS METROS DE LA URP (2DO PISO, ALTURA DE LA CASETA DE SERENAZGO). INFORMES AL FIJO 2750235. PIDE DETALLES Y SI ERES ESTUDIANTE, pide UN DESCUENTO ESPECIAL.

INICIO: 10 de febrero
FIN: 24 de febrero
DURACIÓN: dos semanas y media (más de 20 horas de clases, 50% de teoría y 50% de práctica)
HORARIO: lunes, miércoles y jueves de 6.30 pm a 9.30 pm
INVERSIÓN: S/. 170 (incluye costo de inscripción, material de trabajo y certificación; descuentos especiales para estudiantes y exalumnos)

SOBRE EL EXPOSITOR
El expositor responsable del CURSO-TALLER será el Lic. Luis Alberto Medina. Poeta, docente, un promotor cultural y fotógrafo aficionado. Es fundador y director de la revista literaria El Azar Inmóvil e integrante activo de Grupo Parasomnia, dedicado a promover y difundir el arte literario. Egresado de la Facltad de Humanidades de la Universidad Nacional Federico Villareal (UNFV) y Lic. Por la Facultad de Educación de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Ha sido finalista en el concurso nacional de los VIII Juegos Florales de la Universidad Ricardo Palma (2004), en la categoría de cuento; en noviembre del 2004, ha sido parte del comité organizador del Segundo Coloquio Nacional de Literatura en Homenaje a Antonio Cornejo Polar, llevado a cabo en la UNFV. Ha sido ponente en las Jornadas Andinas de Literatura Latinoamericana de Estudiantes (Jalla-E 2007) llevadas a cabo en la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle (La Cantuta). Ha publicado con Grupo Parasomnia el libro de poesía Al otro lado del verso (Elefante Editores, 2013), además publica en la revista El Azar Inmóvil, blogs y otros medios físicos o virtuales. En 2013, ha participado como poeta invitado en el II Festival Internacional de Poesía de Lima (II FIP Lima 2013).    
Read more

lunes, 13 de enero de 2014

NO LE TEMAS A LA PÁGINA EN BLANCO Y REDACTA CON CORRECCIÓN Y CREATIVIDAD

Taller de ortografía y redacción de textos formales para profesionales y estudiantes universitarios



Dicen que hace mucho tiempo, hacia la época de William Shakespeare, había un actor pésimo, y para colmo semianalfabeto. Como no sabía leer cabalmente y tenía poco talento para la actuación, muy pocas compañías de teatro lo tomaban en cuentan. Un día lo contrataron, más por caridad que por sus habilidades histriónicas, para que actúe en una tragedia. El rol protagónico que le asignaron fue limitado y, por ello mismo, muy sencillo de llevarse a cabo. A saber: solo debía aprender una frase de pocas palabras, la misma que debió pronunciarla en la escena final. El público, al oír la frase –llegado el momento culminante y más álgido de la tragedia- debía condolerse hasta las lágrimas con el protagonista, apalaudir al dramaturgo fervorosamente por semejante obra maestra y salir conmovido, llorando a lágrima viva.

¿Saben qué pasó? El público salió riéndose a carcajadas y algunos pifiaron al actor por su pésima actuación y al dramaturgo por tan mala obra. ¿Qué misteriosa frase debió decir este actorzuelo? ¡Ya lo sabremos!, pero lo que dijo fue esto: “Señor muerto, esta tarde llegamos”, y lo dijo de una forma entre cómica y conmovedora que más parecía una sátira. En la escena hay un muerto, un rey y el paje, que es el personaje de marras. Es comprensible que el público haya entrado en carcajadas. En suma, -como ya habrán sospechado- lo que el actorzuelo debió decir es “Señor, muerto está; tarde llegamos”; es decir, “está muerto, señor; llegamos demasiado tarde”.  

Este relato es un ejemplo de lo importante que es el manejo adecuado de las tildes, la entonación de las palabras y el uso correcto de los signos de puntuación al momento de escribir o decir algo. En el mundo de las telecomunicaciones y la informática, es común escuchar lo siguiente a profesionales y estudiantes de diferentes especialidades: “La ortografía no es mi fuerte”, “no sé cómo redactar un ensayo, un informe, un proyecto o un tarabajo de investigación”.

Una buena redacción es una excelente carta de presentación y no es muy difícil en realidad. Redactar (del lat. Redactum) significa poner en orden, compilar las ideas de tal forman que se expresen con claridad, coherencia y sentido lógico. En un sentido más preciso, consiste en expresar por escrito las ideas y los conocimientos pensados y creados con anterioridad. Redactar bien significa saber construir oraciones y frases con exactitud, concisión, claridad y originalidad.

Si deseas aprender a redactar textos formales, con propiedad y utilizando correctamente los signos de puntuación, esta es tu oportunidad: el Lic. Luis Alberto Medina(1) –docente, poeta, promotor cultural, fundador y director de la revista El Azar Inmóvil e integrante del Grupo Parasomnia- dictará un taller de redacción de textos formales para profesionales y estudiantes universitarios. Será auspiciado por MCJ Open Training Consultoría y Capacitación Industrial Minera, Asesoría Educativa Particular para Universitarios (Asep-uni), Grupo Parasomnia y Ediciones Apogeo.  
Se llevará a cabo desde el 10 de febrero hasta el 24 de febrero, en la avenida El Morro Solar 1380, segundo piso, Surco. Al final de la Av. Benavides,  a unos pasos de la Universidad Ricardo Palma, altura de la caseta de seguridad del Serenazgo.


AQUÍ TE DEJAMOS LOS DATOS. Aprovecha y sácale jugo a tu talento y creatividad. 

INFORMES

CURSO: Taller de Ortografía y Redacción de Textos Formales para Profesionales y Estudiantes Universitarios

INVERSIÓN: S/. 170 (incluye costo de inscripción, material de trabajo y certificación)

DURACIÓN: del 10 de febrero al 24 de febrero

DÁS DE CLASES: lunes, miércoles y jueves

TURNO: tarde

HORARIO:  de 6.30 pm a 9.30 pm

INFORMES E INSCRIPCIONES: 971 667 718 / CORREO: ciudadinvisible7@hotmail.com
Read more

viernes, 19 de abril de 2013

Viento del este, viento del oeste

Esta novela corta debería, tal vez, ser uno de los libros que toda mujer actual debería leer porque seguramente encuentre en ella una realidad tan distante, tan exótica, tan machista y tradicional en sus usos patriarcales, que será como un espejo revelador de esas muchas femenidades que desconocía.
Tal vez encuentre cómo el alma de la protagonista se expande en la historia igual que los lentos ríos orientales, irremisible, directo a su destino.
La historia te subyuga de inmediato: mujeres educadas bajo la sombra milenaria del poder masculino en una sociedad china fragmentada por los desconcertantes usos de la nueva generación, que se rebela contra el pasado.
Damas silenciosas, frágiles, etéreas como el arroz que se vence ante los vientos de la invencible modernidad. Dudosas entre el amor o el deber, entre el futuro o la tradición que las ha mutilado.
Me conmovió este libro. Me entristecen los pies anormalmente pequeños de Kwei-lan (la joven y aristócrata protagonista) que han sido vendados desde niña para ser admirados por su futuro marido chino; pero este, educado en EEUU, los considerará feos y deformes.
Gran novela de Pearl S. Buck, primera mujer en ganar el Premio Nobel de Literatura, aunque, este dato, estoy seguro y permitan la ironía, no desmerece su legado.
Read more

domingo, 10 de junio de 2012

Narrativa peruana y el cine (Christian Reynoso Torres)

La relación entre cine y Literatura en el Perú si bien es escasa en relación a otros países, sí existen valiosas experiencias -y algunas de mucho éxito- como La ciudad y los perros, por ejemplo. Sin embargo, aún el cine está en deuda con la narrativa nacional. Las adaptaciones, en su mayoría habían sido fallidas hasta hace pocos años.
El presente artículo de Christian Reynoso Torres enumera y analiza brevemente los intentos de unir ambas artes en el país.
Este documento fue publicado originalmente en el nro. 4 de la revista Ómnibus.


La relación entre literatura y cine en el mundo viene desde inicios del 1900, cuando se realizaron los primeros intentos de adaptar cinematográficamente algunas obras literarias; es decir, transformando el lenguaje verbal de estas, al lenguaje de las imágenes, el movimiento y el sonido. Y es que, el cine universal ha tenido una valiosa fuente de inspiración en la literatura, a través de la adaptación cinematográfica: proceso por el cual una novela, un cuento o un poema narrativo que tiene como punto de partida el lenguaje verbal, es llevado a la imagen, con el cometido de dar cuenta de la misma historia o al menos parte de ella.


Pere Gimferrer dice:"Una adaptación genuina debe consistir en que, por los medios que le son propios -la imagen- el cine llegue a producir en el espectador un efecto análogo al que mediante el material verbal produce la novela en el lector. No se trata de reproducir o mimetizar los recursos literarios, sino alcanzar, mediante recursos fílmicos, un resultado análogo. Esta es la base de las adaptaciones fílmicas acertadas, que logran autonomía y no siempre deben ser necesariamente fieles". (1)


Con esta breve introducción de lo que significa la adaptación cinematográfica, veremos más adelante, cómo una importante parte de la producción del cine peruano ha sido concebida desde la perspectiva de la adaptación. No es la intención en este ensayo profundizar en la crítica cinematográfica de los films. Merecería estudio aparte hacer un análisis de las películas peruanas adaptadas, en el sentido de ver si respondieron a las exigencias del lenguaje fílmico narrativo o propiamente cinematográfico en relación al literario. Por ahora, nos interesa ver la incidencia de la novelística y cuentística peruana como fuente o materia prima inicial en parte de la producción cinematográfica del Perú. Giovanna Pollarolo, poeta y guionista de conocidas películas peruanas, lo confirma:

"encontramos, ..., una preferencia de los cineastas peruanos por adaptar obras literarias, casi todas ellas, si no todas, obras importantes dentro del panorama narrativo peruano". (2)

De este modo, la relación entre literatura y cine en el Perú se remonta a 1930 cuando se filmó La Huérfana de Ate, una adaptación de la novela costumbrista de Ricardo Rossell. Desde entonces, a lo largo de los años se adaptaron considerables novelas peruanas que ya en la pantalla grande han tenido sino abrumador, respetable éxito, a pesar de las carencias económicas y técnicas propias de la industria cinematográfica en el Perú. Así, proponiendo una suerte de listado, podemos mencionar a las siguientes:

Ricardo PalmaEn 1945, el film La Lunareja de Bernardo Roca adaptado de las Tradiciones Peruanas de Ricardo Palma. En 1966 el film Jarawi, adaptación del relato Diamantes y Pedernales de José María Arguedas. En 1967, Taita Cristo de César Villanueva, adaptada de un cuento homónimo de Eleodoro Vargas Vicuña. En 1976, la aparición de los films Los Perros Hambrientos basado en la novela del mismo nombre de Ciro Alegría y Yawar Fiesta (1986) adaptada de la novela de J. M. Arguedas, que fueron filmadas por Luis Figueroa, cineasta integrante de la llamada Escuela del Cusco.José María Arguedas Escuela que dentro de la historia del cine peruano destacó entre los años 1955 a 1965 por su trabajo cinematográfico; ya que fue la que llevó al indio, al indígena y al mundo campesino, con sus problemas, sus costumbres y sus fiestas jubilosas a la pantalla grande. Sin embargo, algunos críticos de cine, han coincidido en señalar que tales films, los de la Escuela del Cusco, -unos más que otros- tuvieron claras deficiencias técnicas y de utilización de lenguaje cinematográfico.
Pero el llamado "cine campesino" siguió produciendo. Así, acabando la década del 70, el cineasta Federico García Hurtado produjo las películas Kuntur Wachana, donde nacen los cóndores (1977) Laulico, el ladrón de caballos (1980) El caso Huayanay: Testimonio de parte (1981), que estuvieron basadas en literaturas y tradiciones orales; además de la película Melgar, el poeta insurgente (1982) inspirada en la vida del poeta Mariano Melgar. Asimismo, Michel Gómez adaptó en 1988 la novela Todas las Sangres de José María Arguedas. A pesar que los intentos no tuvieron buen norte. Pollarolo, refiriéndose a este film afirma:

"La adaptación fue realmente fallida. Una novela compleja, con multitud de historias, con tensión épica y dramática capaz de dar cuenta de un país diverso y múltiple donde diversas perspectivas, requería no sólo un tratamiento selectivo y orgánico desde el punto de vista narrativo, sino, además, la elección de una propuesta coherente que intentara una de entre las muchas lecturas que sugiere la novela. Gómez (el director) optó por la ilustración confusa, por la caótica acumulación de episodios". (3)

Con lo cual comprobamos lo difícil que resulta en ciertos casos llevar a cabo una adaptación cinematográfica que sea convincente a los ojos de los espectadores y no traicione las bondades de la literatura en la opinión de los lectores.

Para la década de los años ochenta, se deslumbra una nueva etapa en la historia del cine peruano. A pesar de las siempre dificultades económicas; por un lado, hay más apertura a los medios, más acogida del público y más vertientes creativas, y por otro; los escenarios y las historias se sitúan con más frecuencia en el medio urbano. Así, aparece una nueva generación de cineastas peruanos de los que tendría notoria relevancia Francisco Lombardi, quien muy pronto en su trabajo fílmico incluyó adaptaciones de novelas peruanas e incluso de la literatura rusa.

En 1982, Lombardi adaptó la novela No una sino muchas muertes de Enrique Congrains con el título de Maruja en el Infierno. Años después, Los gallinazos sin plumas de Julio Ramón Ribeyro en la película Caídos del Cielo (1990); las novelas La ciudad y los perros (1985) y Pantaleón y las visitadoras (1999) de Mario Vargas Llosa, No se lo digas a nadie (1998) de Jaime Baily. Igualmente, se propuso la adaptación de novelas extranjeras, siendo ellas, los films Tinta Roja (2000) de la novela del mismo nombre del chileno Alberto Fuguet, y, Sin Compasión (1994) que recrea en versión peruana la novela Crimen y Castigo de Fedor Dostoievsky.
Caídos del cielo

El mismo Lombardi en una entrevista que le hacen en 1994, poco después de estrenarse Crímen y Castigo, declara:

"Releí la novela regresando del Festival de cine de La Habana hace unos tres años y me asombró la cercanía de lo que narraba -hechos ocurridos en Rusia del siglo pasado- con lo que estaba pasando en el Perú de entonces: percibí un clima parecido y una similar situación de desesperación, de zozobra social, de culpabilidad y de violencia, en fin una serie de aspectos compartidos... Por eso, Sin compasión está muy marcada por los sentimientos que impregnaron la vida en el Perú en los años ochenta". (4)

Y refiriéndonos a la adaptación de La ciudad y los perros, primera novela de Vargas Llosa, Gonzalo Hurtado dice:

ciudad de M
"... (Lombardi) creó muchas expectativas debido al tratamiento de otra obra literaria. No se complicó mucho en la adaptación, no buscó un apego formal al libro. Evidentemente, era absurdo pretender representar con fidelidad el problema de los tiempos; por ello el guión utilizó sólo un raconto y centró el relato en la segunda parte de la novela". (5)

Y ya en los últimos años, otras novelas peruanas no tan conocidas como Al final de la calle de Oscar Malca y Noche de cuervos de Raúl Tola han sido adaptadas en las películas Ciudad de M (2000) y Bala Perdida (2001) de los directores Felipe Degregori y Aldo Salvini, respectivamente.

Oswaldo ReynosoAsimismo, los cortometrajes (filmación cinematográfica de no mayor de 30 minutos) también merecen atención especial. En el Perú se han realizado un sin fin, incluso más que películas. Y por supuesto, muchos de ellos han sido adaptados de obras literarias peruanas. Los más conocidos son: el ya mencionado Los Gallinazos sin Plumas de Julio Ramón Ribeyro, adaptado como un capítulo en la película Caídos del Cielo de Francisco Lombardi; y, El Príncipe, relato del libro Los Inocentes de Oswaldo Reynoso, en la película Cuentos Inmorales (1978) de José Luis Flores Guerra.
Como un dato interesante, hay referencias que en los primeros años de 1960 se filmó en nuestro país en una coproducción peruana-argentina, una de las primeras adaptaciones fílmicas de la obra de Julio Cortázar. El film fue titulado Intimidad de los parques (1965) y estuvo adaptado del cuento "Continuidad de los parques". Aunque según se afirma fue un fracaso artístico y comercial.

Y como datos futuros, pronto veremos la película La Fiesta del Chivo, dirigida por Luis Llosa y basada en la novela del mismo nombre de Mario Vargas Llosa, filmada en locaciones de República Dominicana. También la novela de Alonso Cueto, Grandes Miradas, que recrea literariamente los tiempos de corrupción fujimontesinista, que será llevada al cine por Francisco Lombardi. Y en una producción sueca - peruana se viene filmando la película Bricherísimo, adaptada libremente del cuento Cazador de Gringas de Mario Guevara.

Por último, hemos visto que el universo literario y cinematográfico, a pesar de sus claras diferencias en sus lenguajes narrativos, guardan estrechas relaciones y afinidades en sus modos de articulación. Y en el Perú, de manera particular, constatamos que la incidencia de la narrativa peruana ha sido de larga data en la producción cinematográfica del Perú, por razones que seguramente van desde los acercamientos en los aspectos de fondo y forma en ambos lenguajes, o por el tratamiento mismo, atractivo en muchos casos, de las novelas en el cine. Y también, por qué no decir, porque muchas de esas novelas quizás hayan sido concebidas cinematográficamente, conciente o inconscientemente. En ese sentido, todavía habrá que profundizar, y más adelante prestar atención a las nuevas producciones cinematográficas que sean adaptadas de la literatura peruana.
Concluimos con palabras de Jaime García Saucedo:

"... en buena parte, el modelo de la novela ha condicionado la génesis y evolución del relato cinematográfico ... Así, el cine no remite a la literatura a través de la narración, sino que hace redescubrir la lectura. La imagen reinventa la palabra, hace leer de nuevo". (6)

Y esto nos permite señalar que tanto literatura como cine tienen la común generalidad de que a través de sus formas y lenguajes remiten tanto a escritores y directores, al hecho de contar una historia; y, a lectores y espectadores, al hecho de percibir una historia.

Fuente: http://www.omni-bus.com/n4/christian.html
Read more

miércoles, 6 de junio de 2012

Entrevista al escritor Carlos Enrique Saldívar


Carlos Enrique Saldívar, joven y prometedor narrador de la ciencia ficción (y también del relato de terror) en el Perú tuvo la ambilidad de conversar con nosotros hace unos meses atrás. Saldívar, es un activo animador cultural, lector compulsivo, conversador inteligente y culto, a la par que tipo sincero y directo.



He aquí algunos fragmentos de esta conversación.
Read more

jueves, 31 de mayo de 2012

Reseña de "La gramática del amor" de Rocío Carmona

La gramática del amor. Rocía Carmona. La Galera S.A. Editorial, 2011. 
Una dolorosa decepción amorosa llevará a una sensible jovencita a optar por una extraña –pero comprensible– catarsis: leer novelas de amor, reflexionar sobre ellas y exorcizar sus propios fantasmas emocionales.
Pero como en los mejores dramas las cosas no son sencillas y otras circunstancias, otros extraños amores la acechan con su estela de angustias e involuntarias desazones.
Un desconcertante galán, una amiga de conmovedora promiscuidad, un guapo bibliotecario hipster y un torturado profesor se pasean con impune glamour por las breves páginas de esta obra de factura española, ambientada en un selecto colegio británico.
Diversas blogueras le echaban buenas críticas a este libro y reconozco que estaban en lo cierto en sus elogiosas recomendaciones. Aún más, superó mis expectativas en cuanto al estilo que, en la tónica del género, se presenta directo, sin demasiados artificios ni demoras que puedan obstaculizar el desarrollo de la acción principal. Diálogos sencillos, las sabidas ideas sobre el amor y las relaciones adolescentes enfocadas con destreza hacia el “imprevisible” desenlace. Pero no nos dejemos engañar por ese aire de artificio juvenil, ya que hay más calidad de la que se exhibe a simple vista. La autora elabora con mucha solvencia un fino tratado sobre el amor actual y su aprendizaje doloroso.
Lo mejor sin duda la referencia a grandes novelas de amor como Al sur de la frontera, al oeste del sol de Murakami, El amor en los tiempos del cólera, Orgullo y prejuicio o Cartas de una desconocida de Zweig, entre otros clásicos.
El personaje: La juerguera Martha, amiga de Irene y de todo aquello que tuviese testosterona.
La frase: «El amor que permanece oculto, que no se expresa, se convierte en un monstruo que devora corazones. Hay que arriesgarse y dejarlo salir, aun a riesgo de estrellarse».
La escena: Irene, la protagonista, va a las montañas con Peter, su profesor, y él le enseña un bello paisaje de nubes, muy similar a una famosa obra del pintor Caspar David Friedrich, ícono del Romanticismo.
Richard Daniel Alejos Martín
UNFV
UPCH
Read more

martes, 29 de mayo de 2012

Entrevista al grupo poético Parasomnia


Gran iniciativa de este grupo poético quienes aquella noche del domingo pasado fueron entrevistados por Radio Stéreo Villa, Villa El Salvador.


Read more

domingo, 27 de mayo de 2012

Reseña del libro El hijo de Stalin de Robert Harris

El hijo de Stalin. Robert Harris.
Para los que conocieron la Guerra Fría y aún viven, la actualidad debe ser un mundo incomprensible, tal como lo fue para los contemporáneos de la II Guerra Mundial o para los rusos que sufrieron el yugo comunista. Para estos últimos, acostumbrarse al vértigo del capitalismo salvaje y vivir la destrucción de un modelo de hacer política y su reemplazo por otro mucho más distorsionador, debió significar un vuelco tan radical que no todos pudieron asimilarlo.
Más aún, no pocos deben añorar el retorno del antiguo régimen y su papel preponderante en la vida de cada individuo.
En esta novela se juega con una figura mítica y siniestra, la del camarada Iósif Vissariónovich, llamado Stalin y un improbable hijo suyo que emerge en estos tiempos de caos y decadencia para liderar a su pueblo y devolverle la dignidad perdida.
Aunque se trate de una obra de ficción, se retrata con auténtica verosimilitud, las posibilidades muy reales del comunismo para hacerse con el poder en la ex URSS de finales de los 90. Se echa una mirada si bien somera, pero bastante reveladora sobre la realidad de ese grandioso pueblo semi aletargado por aquellos días, tal como le ocurrió en muchas etapas de su larga historia.  
Asimismo, se combina hábilmente el ritmo del thriller y la novela política con muy buenos resultados ya que la obra atrapa desde el inicio y no da tregua. Se sufre y suda bastante con el protagonista, Kelso, que es un talentoso historiador, ex profesor de Oxford, algo desprestigiado quien, de pronto, se ve inmerso en un complot que cambiará de plano toda la política mundial.
De pasada nos enteramos de los entretelones y manejos de alto nivel luego de la muerte del cruel dictador ruso, al mismo tiempo que se nos revela algunos detalles curiosos de su azarosa vida.
Muy recomendable para los que gusten de este género y de otros libros de Robert Harris que, como se sabe, ya han sido llevados a la pantalla grande con éxito. 
Read more

jueves, 24 de mayo de 2012

Reseña de "El otro engendro" de Carlos Enrique Saldívar

El otro engendro. Carlos Enrique Saldívar. Bohemia Lux. Lima. 2012.

No sería fatigoso constatar en lo que Saldívar ha llegado a convertirse: ser un escritor rotundo de lo perverso. Estrictamente, no explora lo terrorífico o lo extraño, sino es de aquellos que nos sumergen en la esencia de la perversidad pura. Las criaturas que nos acechan -deliciosamente malignas- en sus relatos,  nos aseguran, a la vez, grandes cuotas intolerables de repulsión y sobresalto.   Sus cuentos nos dejan esa incómoda sensación de haber atisbado algo pavoroso y abominable. Esta sensación  es mucho más intensa y brutal cuando se remata con esa irreverente, e infaltable, cuota de humor negro. Algo que  el autor parece prodigarnos con retorcido placer.
Sin ello, no habría otra explicación para comentar El otro engendro, este corto texto que hoy nos ocupa: Astutamente, el autor en él apela al recurso de la intertextualidad y acierta con largueza cuando le rinde homenaje a Frankenstein, la gran novela de Mary W. Shelley. Sin duda, no hay mejor obra para indagar en el origen y madurez de este género (o especie, o subgénero) literario.
Justamente Saldívar aprovecha este detalle para construir un personaje  tenebroso, un impensado agente del mal quien contamina, adiestra y pervierte el espíritu aún semivacío del monstruo; desvía y deforma la simple curiosidad de este, en acendrado rencor;  modela, incentiva e intensifica,  cizañoso y pérfido, la anormal conciencia de la infeliz criatura. Finalmente su esencia malvada aflora como un volcán, y ya sabemos los lectores de Shelley cuáles serán las consecuencias para el doctor Victor  Frankenstein.
No anoto las resonancias y simbolismos de los temas  que en sí se nos antojan infinitos: el mal, la consciencia, el “buen salvaje”, el doble, civilización contra naturaleza, complejo de Edipo, relación sexualidad y maldad, entre otros  por el estilo.
Más bien, destaco el juego intraliterario, sobrio, logrado. Y a este respecto, recordemos la noble ascendencia de este recurso y aún su plena vigencia. Desde la novela decimonónica francesa, y señaladamente en el Romanticismo, hasta la de más extensa fama: la Saga de Chutlhu que, con los años, fue enriquecido por otros autores ajenos a Lovecraft. Asimismo, lo encontramos en el ciclo artúrico y el cantar de gesta, y que se extiende hasta la actual Fantasía Medieval (o Fantasía Épica), y mejor paramos de enumerar.
Por último ¿Qué son las obras clásicas griegas, épica y tragedia, sino bellos diálogos intertextuales –e intratextuales- con sus numerosos mitos que les sirven de fuente? Y, si pecásemos de maximalistas, tendríamos a la novela histórica, que es un afluente más del desmesurado  metarrelato que es la Historia.
Richard Daniel Alejos Martín
UNFV
UPCH
Read more

sábado, 31 de marzo de 2012

Reseña de "Recóndita armonía", poemario de Carlos Morales Falcón

Recóndita armonía. Carlos Morales Falcón. Editorial Colmillo Blanco. Lima. 2011.
Alguna vez Withman dijo que: “para tener grandes poetas, debe haber, también, grandes públicos”. No osaré refutar al gran vate norteamericano; más bien suscribo, con las excepciones del caso, su oportuna sentencia. Aunque me inclinaría por un atrevido hipérbaton: “para tener grandes públicos, debe haber, también, grandes poetas”. En este sentido, sí, es innegable que, de un tiempo a esta parte, contemplamos la eclosión de un formidable número de grupos poéticos -colectivos, redes o comunidades afines- cuya presencia, actividad y empuje, impulsa y enriquece el quehacer lírico de esta década.
Y si cabe destacar a alguno, este debe ser Carlos Morales Falcón, quien acaba de publicar Recóndita armonía; bello y breve poemario de presentación minimalista, cálido tono, y largos versos donde la imagen del hijo, la casa y la naturaleza se complementan en un solo motivo estético.
En sus páginas nos parece percibir un cálido arrullo, un expresar sosegado donde cada palabra se tiñe de insuperable ternura; posee ese tono suave y pausado con que se manifiesta la madurez emocional. Sobre todo, cuando alude a la certidumbre de nuestra perpetuidad, a la prolongación nuestra en los hijos, a la gravedad de los actos que rodean el hecho de cubrir un cuerpo cuando duerme, el cuerpo inerme del hijo amado.
Ahora el sobresalto me circunda, / los temores que brotan de la noche. / Limpio su frente pequeña, su piel mineral / acallada.
Acaso no hay más trémula vulnerabilidad que un ser dormido; más aún cuando es alguien cuya indefensión nos angustia; cuando la paternidad significa un cambio radical de todos nuestros anteriores preceptos, y descubrimos con perplejidad –con perturbación- que es posible rozar el Absoluto.
Actos cotidianos, antes fútiles, (jugar con el niño, cargarlo, velar su sueño, arroparlo) se revisten, ahora, de un halo sagrado, de devoción, de entrega, de ilimitada trascendencia.
Y luego mientras extenuado miraba / disiparse las nubes en el atardecer dolorido, ganado por la congoja / jugabas alejado de mí con desarmadas maderas.
Si la narrativa es –como dicen- un juego de caras o máscaras, la poesía no es, en definitiva, un mero juego de sonidos y sensibilidades. En el poema, la voz rompe sus límites semánticos, traza nuevas realidades y, también, paradójicamente, le otorga nuevo color a ambientes conocidos. Morales parece entenderlo así y en su obra nos asoma a esas estancias privadas, a esos objetos diarios como son los espejos, las sillas de cuarto, lámparas, sábanas; espacios personales, atmósfera de crepuscular intimidad que lejos de apaciguarlo, lo llenan de azoro, de inquietante inseguridad.
Lejos de hacerse plano por el predominio de lo descriptivo, aquí, su prosa poética se expande y alcanza plena luminosidad.
Como dato revelador encontramos que el libro está editado por Colmillo Blanco, que es sabido, solo acepta productos de altísima calidad.
Richard Daniel Alejos Martín
UNFV
UCH
Read more

domingo, 25 de marzo de 2012

Reseña del poemario "Guardián de acantilados" de Joe Montesinos Illesca

Guardián de acantilados. Joe Montesinos Illesca. Pájaros en los Cables Editores. Lima. 2010.
De antiguo sabemos que la metáfora funciona como el corazón en la difícil anatomía del verso, ya que le transmite -y renueva- vida, permanentemente, a una de las más antiguas artes, que es la poesía. Por ello, una obra que nos sorprenda por la abundancia de esta figura literaria, es siempre bienvenida y celebratoria; tal como ocurre en Guardián de acantilados, primer poemario de Joe Montesinos Illesca.
Así, en este libro podemos leer líneas como:
Mi corazón es un helicóptero sobre la hierba // Mi corazón es un asesino que pasea libremente con anteojos girasoles // Mi corazón es azul por las mañanas…/ es un garabato de sol en el agua
Y de igual modo, más adelante, encontramos contundentes imágenes:
Poesía es para aquellos/ que caminan reversos por la noche sobre el mar…// Poesía es el somnífero que me esculpe en pleno vuelo.
En cuanto al sentido totalizador de la obra, es preciso señalar dos recursos que destacan de inmediato: lo pictórico y lo musical. En el primero, se percibe el manejo cuidadoso del sustantivo y la dosificada adjetivación, que contribuye a crear ese particular universo cromático donde el amarillo, el verde y los tonos ocres se imponen como en el cuadro de Van Gogh que adorna la portada.
A propósito de esto, el subtítulo “Oleajes pictóricos” es, de entrada, una declaración de principios, un breve manifiesto estético que anticipa, ya, el audaz collage de criaturas y paisajes de irrealidad, enigma y difusos contornos fantásticos que pueblan este libro.
Y con respecto al segundo, también, en alguna oportunidad, se ha señalado la presencia de lo musical, no solo en la temática, sino también en el ritmo poético que permea la obra de Montesinos; en ese tono cuya cadencia surge de la sabia ordenación de las palabras; ese fluir que provoca leerlo en voz alta como se estilaba en los lejanos tiempos del helenismo.
¡Qué tal si te robo la virginidad / y me la guardo en el estómago!
Los poemas parecieran rebasar sus fronteras semánticas y adquirir una insólita, profunda e inédita significancia.
Asimismo, cabe subrayar, la preeminencia del yo poético en la enunciación, la presencia de esa voz que se exhibe sin rubores en toda su experimentación y voluntad de trascender el lenguaje.
Richard Daniel Alejos Martín
UNFV
UCH
Read more

viernes, 23 de marzo de 2012

Reseña del poemario "Von" de Laura Rosales

Von. Laura Rosales. Lustra Editores. Lima. 2011.
(Reseña)
Perdóneseme las esdrújulas y el evitar la crítica oficiosa cuando me refiero a Von, hermoso libro de Laura Rosales, que es un pequeño hallazgo –valioso e inesperado- entre tanta publicación anodina que nos infesta, últimamente.
Pero no se puede evitar el deslumbramiento cuando leemos:
He perdido el alma / en una cometa de ceniza // Ser todo lo que inventa mi mano // Ella se despide del viento / ella es / una llama…

Tampoco eludir las demás imágenes que, de igual forma, se suscitan, incontenibles, como un torrente cuyo completo caudal de sentido debe buscarse en la estructura del libro; en el orden y la distribución intencional (en tres partes) de los poemas. Esta partición de la obra gira, a su vez, alrededor de tres elementos claramente identificables: Lo etéreo, lo corporal y la combinación ulterior de ambos. Al punto que los sendos títulos nos orientan en la comprensión de sus propios ejes significativos: Estancias del sueño para el primer capítulo; Jardín interior, para el segundo y Patio de espejos para el tercero.
Tu ombligo es el crisol de donde beben / todas las aves de la tierra, // Esta noche has herido mi cuerpo / con el abrir y cerrar de tus alas./
Pero no se crea que lo inasible se limita al lirismo fácil y descriptivo, o que lo corporal es una excusa para poetizar los avatares del cuerpo. No. Más que eso, existe una angustia, una atmósfera de paisajes desesperados, tumultuosas formas de comunicarse con ese universo melancólico de la infancia, de lo marino y sus preciosos elementos.
Lo etéreo se identifica con la niñez como lo material con una difusa madurez, la misma que no se logra asir, comprender o asimilar desde el presente.
Y, desde esta visión es inevitable evocar el surrealismo y su descreimiento, y también fe, en el lenguaje.
Dibujo en el espejo / el rostro de la niña de ayer / como un inmenso sol pronunciando / la soledad de los ríos.
Por otro lado, es evidente que Laura es deudora de múltiples fuentes poéticas y culturales como se puede observar en las variadísimas alusiones y no tan sutiles juegos intertextuales, muy notorios en la primera parte del libro.
Celebramos y alentamos este plus de complejidad y diálogo entre distintos universos discursivos. Asimismo es indudable el aporte de la autora cuya juventud y soberbio registro lírico, augura trabajos mayores y segura presencia en nuestra poesía contemporánea.

Richard Daniel Alejos Martín
UNFV
UNCH
Read more

lunes, 19 de marzo de 2012

Reseña del libro "Nido de cuervos"

Nido de cuervos. Cuentos peruanos de terror y suspenso. Bohemia Lux. Lima. 2011. 56 pág.
Con referencia a esta notable antología, tal vez bastase citar a Lovecraft cuando decía que “el miedo es una de las emociones más antiguas y poderosas de la humanidad, y el miedo más antiguo y poderoso es el temor a lo desconocido”; y como complemento al espanto y a lo desconocido, aquí se nos ofrece, además, lo sorpresivo, lo monstruoso y lo extraño en catorce variantes, plenas de generosa ingeniosidad y bizarría.
Reconozco que la elección de esta muestra seguramente fue cuidadosa y bastante rigurosa; no obstante, solo comentaré las que me parecieron mucho más representativas.
El hallazgo (de Jorge Ramos Cabezas), es un breve relato de nítido carácter borgiano, que se presenta bastante logrado, aún cuando explora temas transitados –pero provechosos, sin duda- tales como mundos paralelos o el sugestivo tópico del doble.
También El ángel caído (de Pablo Nicoli Segura) es una agradable sorpresa de esta colección ya que el autor juega hábilmente con la identidades tanto del demonio como de Jesús, oportuna estrategia cuya temática al parecer proviene del amplio caudal del gnosticismo.
Asimismo, Un amor equívoco de Adriana Alarco de Zadra, destaca con sus lejanas resonancias faulknerianas, cuasi realista maravillosa, pero con esa precisa carga de perturbación y perversidad que la convierte en uno de las mejores historias de este libro.
Pero son dos los cuentos quienes se llevan los puntos más altos en el astuto manejo del horror; en el arte de provocar escalofrío y estremecimiento. Uno es Incubación de Armando Alzamora que al leerlo es inevitable sentir una enfermiza repelencia a todo lo orgánico, imaginando la miasis que aqueja al protagonista.
Y otro es Nacido de Carlos Enrique Saldívar, que funciona como un contundente puñetazo en la cara del lector aun más avisado. Es, sin duda, esa inesperada combinación entre lo doméstico y el gore altamente visual, la que lo califica como el mejor de los antologados en esta selección del horror y el suspenso. No nos sorprende esta cualidad, ya que Saldívar, se ha venido consagrando, en los últimos años, como uno de los más talentosos escritores jóvenes del género.
Sin embargo, es necesario advertir una puntual falencia, rémora, cierto descuido de los cuentistas: que estos relatos requieren de un mayor refinamiento en el estilo. Así, debo insistir en que el buen trabajo de la prosa es fundamental –aunque no único, por supuesto. No es suficiente la anécdota; el lenguaje es lo que convierte una historia trivial en un cuento con mayúsculas. Recordemos que maestros como Borges, Ribeyro o Allan Poe fueron, a su modo, grandes estilistas.


Richard Daniel Alejos Martín
UNFV


UNCH
Read more

sábado, 17 de marzo de 2012

Libros malditos, libros imaginarios, libros apócrifos...

Imagina un libro muy antiguo, maldito, impreso con sangre y que deja ciego al que ose leer sus secretas páginas, porque ha sido escrito por influencia directa de bestias endemoniadas de muy remoto origen. Demasiado bueno para ser real ¿verdad?
He aquí (tomado de la Taringa), una pequeña lista de estos textos que nunca existieron, pero casi...

La biblioteca de Sherlock Holmes
Una de las bibliotecas imaginarias más famosas está en Londres, en el 221 B de Baker Street, donde residía Sherlock Holmes, el detective de ficción creado por Arthur Conan Doyle. Holmes (según los relatos de Doyle) empleaba su tiempo libre en tocar el violín, en dormitar bajo los efectos de la morfina, y en escribir tratados en los que compilaba su sabiduría. Entre las obras supuestamente escritas por el detective figuran títulos como El arte de las pesquisas, Sobre las diferencias entre las cenizas de diversos tabacos, La utilidad de los perros en el trabajo del detective y Acerca de la escritura críptica. Ninguno de estos libros existe, pero, de haber sido reales, hoy serían clásicos de la criminología.

Libros 'sucios'
François Rabelais (1494-1553) usó en su obra Gargantúa y Pantagruel los libros imaginarios para satirizar las costumbres de su época. Así, Pantagruel leía volúmenes de nombre y contenidos tan curiosos como Ars honeste petandi in societate, que supuestamente trataba sobre el modo correcto de tirarse ventosidades en público, De modo cacandi, que eleva a la categoría de arte una actividad fisiológica tan común como es aflojar el esfínter, y Campi clysteriorum, ficticio manual para enseñar a poner supositorios.

El catálogo de John Donne
Aunque parezca extraño, estas bromas literarias eran bastante habituales. Ya en 1650, el poeta británico John Donne publicó un catálogo similar, que tituló "Catalogus librorum aulicorum incomparabilium et non vendibilium", y formado por treinta y cuatro volúmenes imaginarios atribuidos a autores célebres (como Pitágoras) y con tÌtulos tan apetecibles como "Propuesta para la eliminación de la partícula no de los Diez Mandamientos", supuestamente escrito por el padre del protestantismo, Martín Lutero. Cómo se aprecia, la imaginación no escaseaba en aquellos tiempos.

El catálogo del conde Fortsas
En 1840 comenzó a circular por las librerías de Bélgica y Francia un catálogo formado por cincuenta y dos incunables literarios, que incluía obras atribuidas a Cicerón. Aquel tesoro (el sueño de todo coleccionista) provenía de la biblioteca del conde J. N. A Fortsas, e iba a subastarse el 10 de agosto en el despacho del notario de Binche, una pequeña y apacible localidad belga. Llegó el dÌa, y un buen número de libreros y coleccionistas de toda índole se dieron cita en Binche. Pero cuál no sería su sorpresa al descubrir que en el pueblo no vivía notario alguno, y que nadie había oído hablar de una subasta. Todo había sido una broma pesada organizada por el comandante Renier-Hubert Ghislai Chalon, un militar retirado, aficionado a tomarle el pelo a todo el mundo, y cuya imaginación habÌa alumbrado todos los tÌtulos, y el contenido de los libros, del ficticio catálogo.

El Necronomicón
De haber existido, el Necronomicón sería el best-seller de los libros jamás escritos. Encuadernado en piel humana y escrito con sangre, el Necronomicón era un supuesto códice ocultista para invocar a los primordiales, entidades demoníacaón del ser humano. El ficticio autor de tan macabra obra era Abdul Alzareh, un árabe del siglo XII, que enloqueció tras pasar cuatro años vagando por unas cuevas subterráneas, donde se supone que habÌa descubierto la existencia de ìlos primordiales. La primera persona que mencionó el Necronomicón fue el escritor Howard Philip Lovecraft en su relato "La llamada de Cthulhu", publicado en 1922. Las referencias a este libro blasfemo y maldito (con la facultad de enloquecer a todo desdichado que osara leerlo) fueron constantes en la obra del escritor de Providence. Constantes y minuciosas, ya que Lovecraft llegó incluso a escribir la cronología del Necronomicón, en la que detalló cómo, a través de los siglos, fue pasando por las manos de diversos personajes (monjes, traductores, coleccionistas...) hasta acabar desapareciendo misteriosamente. Como era de esperar, los rastreadores de rarezas se pusieron tras la pista del libro.
Una pista que no conducía a ninguna parte, ya que, como el propio Lovecraft confesó en 1943 en una carta a su editor, el libro blasfemo no existía; era una invención suya, para darle credibilidad a sus relatos terroríficos. Pero la confesión del propio Lovecraft no sirvió para poner fin a la leyenda, ya que muchos aficionados a la literatura de terror siguieron creyendo en la existencia del libro.
Jorge Luis Borges confesó cómo con dieciséis años, fascinado por la obra de Lovecraft, recorrió las bibliotecas de Buenos Aires buscando el libro maldito? Lógicamente, no lo encontró; pero, ya que no pudo volver a su casa con un libro de recetas mágicas, lo hizo con otro de recetas de cocina, para que la salida no hubiera sido en vano. La anécdota de Borges ejemplifica la fascinación que el "Necronomicón" ha ejercido y ejerce sobre miles de lectores. Fascinación que compartió René Chalbaud, catedá·tico de Literatura de La Sorbona de París, a quien en 1971 casi le dio un síncope cuando en la biblioteca de la Universidad encontró una amarillenta ficha que indicaba que existía un ejemplar del libro entre los fondos sin clasificar. La noticia corrió como la pólvora, y a la Universidad acudieron decenas de investigadores atraídos por el hallazgo, como moscas a la miel. Debió ser divertido ver la expresión de sus rostros cuando descubrieron que todo había sido una broma de un alumno con ganas de burlarse de sus mayores.

Juegos borgianos
Ya sea como ejercicio creativo, o para tomarle el pelo a sus contemporáneos, el inventarse libros que nunca han existido es un juego culto que practican muchos escritores, y que crece gracias a la rumorología. Así, se lleva años hablando del manuscrito de la novela que el mexicano Juan Rulfo supuestamente escribió después de "Pedro Páramo", y autores como Umberto Eco han usado con frecuencia en sus obras los libros imaginarios, como las inexistentes obras del ficticio Adeonato Lampustri en "El péndulo de Foucault". Pero en el arte de inventarse libros inexistentes nadie le gana la partida a Jorge Luis Borges. Como ya se dijo, en su juventud el autor argentino creyó en la existencia del Necronomicón; pues bien, con los años se tomó cumplida revancha al crear un género que algunos expertos han bautizado como ìliteratura virtual, con libros como "Examen de la obra de Herbert Quain", y "Pierre Menard, autor del Quijote", en las que el escritor analiza las obras inexistentes de unos autores a su vez inexistentes. ¿Se puede rizar el rizo? SÌ, y lo hizo el propio Borges, recurriendo al testimonio cómplice de otro autor que se prestó al juego, Bioy Casares. Entre ambos se inventaron a un escritor, H. Bustos Domecq, y se tomaron la libertad de escribirle varios libros. ¿El resultado? Los lectores creyeron en la existencia de dicho autor y se acercaron a las librerías en busca de más obras de Bustos Domecq. Borges habÌa llevado el arte de crear libros imaginarios a su máxima expresión.

Las estancias de Dzyan
¿A alguien le gustaría leer un libro escrito en Venus? Que no lo busque en ninguna librería ni biblioteca, porque no lo encontrar·, ya que se trata de otra de las grandes imposturas de la historia de la Literatura. "Las estancias de Dzyan" es, supuestamente, un texto escrito y encriptado por seres interestalares, un compendio de conocimientos cuya revelación, se dice, destruiría los pilares de nuestra civilización. Semejante libro fue una invención de Emile Boit Bailley un poeta francés de finales del XVII aficionado al ocultismo. Al igual que siglos después hizo Lovecraft, Bailley se inventó este libro para dar veracidad a sus ficciones; más aún: introdujo la posibilidad de que bajo la cordillera del Himalaya existiera una cripta subterránea donde un grupo de maestros de la sabiduría custodiaban una biblioteca repleta de libros prohibidos. Un relato de ciencia ficción en cuya veracidad creyó mucha gente. Pero la persona que más hizo por la causa de dar veracidad a este libro imaginario es Helena Petrovna Blavatsky (1831-1891), personaje muy popular en la Europa de finales del XIX gracias a sus presuntos poderes mentales. Madame Blavatsky actuaba en circos y teatros, y conseguía llenos absolutos merced a números tan espectaculares como incendiar objetos con la mirada y hacer levitar a una persona con sólo levantar la mano. Según ella, sus poderes eran auténticos, y los había adquirido en la India estudiando "Las estancias de Dzyan". Madame Blavatsky explotó aquella historia hasta la náusea, asegurando que su vida estaba amenazada por personajes poderosos que pretendían arrebatarle su libro. El destino le echó una mano en su impostura, ya que, en 1870, naufragó en Suez el barco en que ella viajaba, y la vidente aseguró que el accidente había sido provocado. Y en 1871, mientras actuaba en Londres, sufrió un atentado: un hombre le disparó con una pistola. Ella salió ilesa, pero el agresor aseguró que habÌa actuado como un autómata, impelido por una fuerza telepática. Meses después, un amigo de la vidente, el coronel Henry Coll, declaró que había sido un montaje de Madame Blavatsky para darse publicidad. La psíquica falleció en París, en 1891. Sus seguidores buscaron entre sus pertenencias algún rastro del mÌtico libro, pero no lo encontraron. ¿Tal vez porque nunca existió?

Read more