Ads Header

lunes, 5 de marzo de 2012

Escritores contra escritores (a propósito de las grandes peleas entre literatos)

El puñetazo de Mario Vargas Llosa a García Márquez no es el único desencuentro violento de la Literatura; todo lo contrario, ya los griegos, de muy antiguo, se estrenaban en el escabroso arte de injuriar, ironizar o despotricar con ingeniosa acritud. Este recuento fue tomado del conocido periodista argentino Ezequiel Martínez, quien lo publicó en su blog del diario Clarín



El culebrón de Michel Houellebecq y su mamá en este moderno mayo francés, acerca del que escribí el otro día, me hizo recordar que en algún lado había leído las escaramuzas verbales entre Martin Amis y su padre, Kingsley Amis.

El mismo chispazo tuvo mi frágil memoria cuando leí hoy unas declaraciones de Juan Villoro a propósito de Tom Wolfe, que en la Feria del Libro de Buenos Aires decretó la muerte de la novela: “Es peligroso -dice el escritor mexicano- que un autor piense que la única literatura válida es la que él cultiva, eso es absurdo y prepotente, porque actúa como un ideólogo, no como artista”. Y agrega que la opinión del autor de La hoguera de las vanidades es “crepuscular, de alguien que está terminando su trayectoria y prefiere que la literatura del mundo se hunda con él”.

Las peleas entre escritores no son nada nuevo. Luego de un par de excavaciones en mi biblioteca, finalmente encontré el libro donde recordaba haber visto algunas de las estocadas del affaire Amis vs. Amis, entre muchas otras. Escritores contra escritores es una antología de Albert Angelo que publicó El Aleph en España (2006).

En el prólogo, titulado “La puñalada como una de las Bellas Artes”, Jordi Costa escribe: “A Albert Angelo le encanta ver cómo los escritores se parten simbólicamente la cara hasta que uno de ellos muerde la lona del oprobio público. (…) El libro dibuja una posible historia secreta de la literatura a través de sus rencillas, descalificaciones y desafíos”.

¿Se trata de verdaderas batallas, o estos combates siempre han sido el reflejo de cierto onanismo intelectual? Mientras lo piensan, les paso algunas perlitas tomadas al voleo:


“Me parece una mala escritora simple y llanamente, y llamarla escritora es darle cancha. Ni siquiera creo que Isabel Allende sea escritora, es una escribidora”. (Roberto Bolaño)
“Eché una mirada a un par de sus libros (de Roberto Bolaño) y me aburrió espantosamente”. (Isabel Allende)
“Cada vez que leo Orgullo y prejuicio me entran ganas de desenterrarla (a Jane Austen) y golpearle el cráneo con su propia tibia”.
(Mark Twain)
“Ya ha salido la nueva novela del jovencito Martin (Otra gente). La encontré dura de roer”. (Kingsley Amis, su padre)
“Todo es tan gris e incómodo (en los libros de Samuel Beckett) que al final parece que sufre constantes malestares de vejiga, como le pasa a la gente mayor cuando duerme”. (Vladimir Nabokov)
“¿Benedetti? Ughs”. (Rodrigo Fresán)
“Borges ha perdido tanto el tino que ahora está escribiendo… un sainete. ¡Imagínense de (sic) cómo saldrá eso!”. (Roberto Arlt)
“Truman Capote ha hecho del mentir un arte. Un arte menor”. (Gore Vidal)
“Distingo entre narradores e intelectuales, y otros que ni son narradores ni intelectuales, que solo escriben pura cháchara y retórica, como Camilo José Cela, que es un plúmbeo”. (Juan Marsé)
“De poetas, no digo: buen siglo es éste. Muchos están en cierne para el año que viene, pero ninguno hay tan malo como Cervantes ni tan necio que alabe a Don Quijote”. (Lope de Vega)
“Chesteron es como la vil capa de escoria de un estanque”. (Ezra Pound)
“Cortázar fue para todos los argentinos una iniciación, pero si uno vuelve a leer sus textos en la madurez se le ponen los pelos de punta, porque se da cuenta de que no era un escritor muy bueno. Yo lo admiraba, pero ahora me parece malo”. (César Aira)
“La Mastretta y la Esquivel son un tiro al aire con una sola novela”. (Marcela Serrano)
“(Hemingway) Jamás ha utilizado una sola palabra que pudiese mandar al lector en busca de un diccionario”. (William Faulkner)
“Pobre Faulkner. ¿De veras cree que las grandes emociones surgen de las grandes palabras?”. (Ernest Hemingway)
“Entonces aparecen escritores en los que no hay nada. O son malos copistas del realismo mágico, como la mexicana Laura Esquivel, o pésimos escritores entre comillas juveniles, como Alberto Fuguet, o son escritores que toman temas históricos de una forma nefasta”. (Roberto Bolaño)
“El señor Henry James escribe narrativa como si fuese una obligación desagradable”. (Oscar Wilde)
“Lo que hace (Jack Kerouac) no es escribir. Es mecanografiar”. (Truman Capote)
“¿No te das cuenta, Dwight (MacDonald), de que no tienes nada que decir, solo que añadir?”. (Gore Vidal)
“(Pablo Neruda) Escribe una poesía fácil, bobalicona, al alcance de cualquier plumífero. Es la poesía especial para todas las tontas de América”. (Vicente Huidobro)
“Hay un auge de la llamada literatura profesional, algo que a mí no me gusta. (…) Es una especie de pérez-revertismo. Eso produce una suerte de literatura acabada, que yo odio”.
(Alan Pauls)
“Salinger es el favorito de todo el mundo. Parezco ser el único que le considera poco más que la mayor mente que se quedó en la escuela preparatoria”. (Norman Mailer)
“Cuando (Shakespeare) quiere ser un escritor, en los sonetos, se pierde en antítesis y en sutilezas fútiles”. (Adolfo Bioy Casares)
“Hay quien aspira a Donoso y se queda en Skármeta, o quien sueña con Huidobro y tiene que conformarse con Isabel Allende”. (Andrés Neuman)
“(Francisco Umbral) Escribe como mea”. (Miguel Delibes)




Fuente:

http://weblogs.clarin.com/revistaenie-enminuscula/2008/05/14/escritores_contra_escritores/

1 comentarios:

el-anaquel.com dijo...

Es raro el último comentario que pones sobre Umbral. Si la cita de Delibes es así, efectivamente, debió haberla dicho como un elogio.

Lo que opinaba de Umbral está registrado en múltiples lugares:

Miguel Delibes, sobre Umbral:

El escritor más renovador y original de la prosa hispánica actual.